5 pasos para elegir el mejor trabajo

¿En qué debería fijarse una persona cuando busca empleo, o quiere cambiar el actual?

 

Es muy importante definir tus necesidades antes de elegir una organización. Es parecido a lo que sucede con la pareja: no puedes ir de trabajo en trabajo sintiéndote insatisfecho.

La recompensa económica es vital, cierto, pero para alcanzar los mejores salarios, debes saber primero que estás dispuesto a dar y cómo puedes satisfacer las exigencias de esa empresa. Visualízate trabajando en ella, ¿cómo te sentirías? Si desde el primer momento algo no te checa, considera bien tu decisión, porque en especie invertirás horas, energía y sobre todo ¡talento! No se trata de “cazar por cazar” un trabajo, coincidieron expertos.

 

La mayoría de las compañías buscan más actitud que conocimientos y desean contratar a personas cuyos principios sean similares a los suyos para que, rápidamente, se involucren con sus objetivos y ambiente laboral, señala Leticia Narváez, gerente de Relaciones Públicas de Merck Sharpe & Dome.

 

En los grandes corporativos, el gran afán por lograr un desarrollo, por lo general se convierte en una obsesión, esto significa que si deseas crecer en una compañía trasnacional debes asumir los retos que esto implica, como dominar el idioma inglés, conocer lo más reciente en tecnología y tener habilidad para adaptarte a distintos equipos de trabajo, agregó la experta.

 

Es fundamental “que la persona no se ‘estanque’ en las funciones que realiza; una vez que las tiene dominadas debe pensar en proyectos que beneficien su área y a la empresa en general”, indica Juan José Hurtado, vicepresidente de Recursos Humanos de Unilever de México.

 

Mónica Tovar Robles, gerente de atracción de talentos de Pfizer México, sugiere que cuando evalúes tus ofertas de trabajo te preguntes si la opción elegida ofrece las condiciones para que busques hacer trayectoria en ese lugar, y realizar con agrado tus tareas. “Por supuesto, hay situaciones básicas que el candidato debe evaluar, como tener un lugar limpio, cafetería (aunque sea muy pequeña), incentivos, y que los ingresos que percibas estén al nivel de lo que te ofrecieron al principio”.

 

Conocer lo que una compañía espera de ti y tu desempeño, y saber qué tanto puedes aportar a ésta con tu experiencia, habilidades y disponibilidad personal puede ayudarte a conseguir ofertas más enfocadas a tu perfil. Así qué comienza por contestar algunas preguntas respecto a lo que podrías esperar de tu siguiente empleo:

 

– ¿En qué tipo de área me sentiría a gusto y por qué? 

– ¿Qué tanto sabes de la organización a la que mandas tu CV; conoces su misión, visión y valores? 

– ¿Coinciden tus metas personales con lo que ese grupo ofrece? 

– ¿Alcanzarás tus objetivos profesionales en ese lugar? 

– ¿Qué te hace pensar que serás feliz ahí; lo económico, las oportunidades de crecimiento; la persona que sería tu jefe, el ambiente, la disponibilidad de tiempo para hacer otros proyectos, las prestaciones? Concreta una respuesta.