Así premian las escuelas de negocio la iniciativa tecnológica

Pensar que la inteligencia artificial y la tecnología solo se vivirán como experiencia en el salón de clases es limitante, pues hoy las escuelas de negocios quieren captar la atención de ejecutivos de diversos perfiles apoyando sus emprendimientos con foros en donde estos puedan presentar y lanzar versiones reales de un producto frente a inversores potenciales y clientes.

“Un punto de partida fue desarrollar laboratorios donde se trabaja en la creación de start-ups, hoy el foco es trasladar lo que sucede en las escuelas a foros tipo think tank, donde se convoca a gente especializada en fases de expansión y en el que los egresados de un programa exponen su idea, entienden cómo llegar a inversores de mayor tamaño y exploran las fortalezas de la tecnología en sus negocios”, afirma Javier de Cendra, decano de la escuela de leyes de Instituto de Empresa (IE), que desarrolla en México el encuentro Global Legal Tech Venture Day y que, en su edición 2018, ya identificó 20 proyectos susceptibles a recibir apoyo en el país.

Una característica importante de estos foros es el enfoque: se trabaja en que el ejecutivo asimile que mientras más disrupción haya, mayor será la posibilidad de financiarse y de aumentar su facturación, dice William Henderson, profesor de derecho en la escuela de leyes de la Universidad de Indiana. Bajo esa perspectiva, una premisa en las business school será apoyar perfiles y ámbitos que, hoy, no representan mayoría en los programas de negocio, pero tienen gran potencial tecnológico, como leyes.

Los profesionales formados en derecho representan 9% de los participantes en estas escuelas, porcentaje aun menor que los formados finanzas, tecnología, mercadotecnia, entre otros, refiere la Encuesta Prospectiva de Estudiantes, elaborado por GMAC, el organismo encargado de aplicar la prueba GMAT, evaluación estandarizada de ingreso a las escuelas. “La tecnología en leyes era visto como una materia, pero hoy sabemos del gran potencial que tienen los servicios legales automatizados, y las escuelas de negocios apostaremos por apoyar estos proyectos “, reconoce Cendra, también presidente de la Law Schools Global League.

Poner el foco sobre profesionales que pueden desarrollar un negocio con alto componente de inteligencia artificial será constante en las escuelas de negocios, agrega Henderson. El IE genera con la Law Schools Global League el evento Legal Tech en México, Singapur y Estados Unidos, y esta apuesta tecnológica forma parte de una inversión de más de 25 millones de euros que inició hace más de una década.

La escuela de negocios Darla Moore, en la Universidad Carolina del Sur, propone alrededor de 100 millones dólares, según datos difundidos por la escuela, para respaldar talentos que den un giro a la inteligencia artificial para anticipar movimientos bursátiles en tiempo real.

“En forma de asesores, con accesos a fondos o creando plataformas las escuelas de negocio saben que hay un futuro importante en apoyar las ideas que tengan un fuerte componente tecnológico”, señala Jodi Gernon, directora del Centro de Emprendimiento en la Harvard Business School, en la publicación ‘Choosing a Strategy for Startup’, publicada en mayo de este año.

LEYES EN LA PUNTA DEL ICEBERG

En un mercado como el europeo, la facturación por servicio jurídicos con un componente tecnológico supera los 16,000 millones de dólares y aún es una cifra conservadora, según estimaciones de Javier de Cendra. “Ante ese panorama el IE tiene interés en apoyarlo en diversas verticales, una de ellas la incubadora y aceleradora y, luego, los Global Legal donde se pretende apoyar a toda start-up, independientemente si el participante egresa de un programa de negocios de IE o no. Se busca invertir y, sobre todo, generar una base de datos de los talentos en este rubro”, precisa el académico.

En lo que respecta a México, de la Cendra asegura que los proyectos que están comenzando a ser visibles se enfocan a crear plataformas de disputas online, mediante la cual los clientes revisan asesoría continua sobre la resolución de conflictos.

Otras propuestas, y esto a nivel global, se enfocan en desarrollar registro de propiedad online, mejorar el procesamiento de datos en despachos jurídicos y el uso de blockchain para actualizar contratos e incrementar las transacciones financieras en la economía virtual.

“Son muchos los problemas legales que requieren un market place virtual para llegar a resoluciones jurídicas más rápido. Estamos viendo a penas la punta del iceberg y como escuela tenemos la mira en esos proyectos”, comenta Cendra.