De egresado a contratado ¡consíguelo!

Conseguir un trabajo es un desafío y, en especial, si se trata de la primera oportunidad laboral. En México el promedio de tiempo para encontrar trabajo al salir de la carrera es de seis meses, de acuerdo con el 32% de 2,500 profesionales que participaron en una encuesta sobre reclutamiento.

Del total de los encuestados, 21% consiguió una oferta en un periodo de seis meses a un año, a un mismo porcentaje le llevó más de un año contratarse, y únicamente el 10% de los estudiantes salen de la carrera con una oferta laboral.

Mira estas otras cifras sobre contratación:

54% de quienes han tardado seis meses o más en emplearse cree que en México hay pocas oportunidades.

42% de los profesionistas en el país opinan que las empresas no confían en los jóvenes.

47% de los jóvenes considera que la principal característica que buscan en ellos es experiencia, requisito muy complicado por ser recién egresado.

15% piensa que las organizaciones buscan responsabilidad en los jóvenes profesionistas, 11% opina que se fijarán en las ganas que tiene de aprender y 8% ve en la proactividad un elemento a destacar.

Estos números pueden variar por análisis, pero es un hecho que el escenario de contratación para los recién egresados es todo un reto. Carlos Muñoz Izquierdo, investigador de la Universidad Iberoamericana, ejemplifica que en la década de los 70’s por cada egresado universitario mexicano había tres ofertas de empleo. Pero, a partir de 1990, sólo existe un trabajo de nivel profesional disponible (incluyendo reemplazos por defunciones y retiros) por cada cuatro egresados.

Ante estas cifras, es importante tener un panorama de cómo se mueven los profesionistas, en qué áreas se abren más contrataciones y qué actividades podrían ayudar aumentar la posibilidad de encontrar una oportunidad laboral.

Para empezar… las cifras

Un 80% de quienes terminan la licenciatura y consiguen trabajo proceden de cinco áreas de estudio: ciencias económico-administrativas (25%); ingenierías (17.7%); educación y pedagogía (14%); ciencias sociales y políticas (13%); ciencias de la salud, así como nutrición y biomédicas (8.2%), según la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

De acuerdo con cifras del Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo, las carreras con mayor número de egresados laborando son: Ciencias Administrativas (662, 400), Contaduría (657, 300) y Derecho (641, 100). Las áreas que muestran el menor número de egresados con trabajo son Humanidades, Artes, y Ciencias Físico-Matemáticas.

Esto es en el caso de México, pero desde cualquier países que nos leas te interesará saber que los ingenieros, médicos especialistas, responsables comerciales, programadores el ámbito tecnológico y especialistas en marketing son de los profesionistas más deseados por los empleadores este año, de acuerdo con el informe “Los + Buscados de 2013” de Adecco Professional.

En el 2012, el área comercial y de ventas destacó en contrataciones. A esta lista se suma ingeniería, fabricación y producción, informática, y salud.

Los departamentos comerciales y ventas protagonizan la apertura de nuevas plazas con 24% de un universo de 4,200 contrataciones analizadas. Ingeniería, fabricación y producción ocupó el 18.3%; informática 11.2%, y salud 10.1%.

Otros sectores que sobresalen por su dinamismo en empleabilidad son finanzas, contabilidad y auditoría; logística, planificación y transporte, así como recursos humanos.

En los próximos 12 meses, por ejemplo, el programador web será uno de los más solicitados. Para salud, los profesionales con más movilidad son los dermatólogos, ginecólogos y pediatras, según el informe de Adecco Medical & Science.

Esto no significa que si estudiaste una carrera diferente no puedas contratarte, la sugerencia es que a mayor volumen de egresados queriendo contratarse en cierta área es indispensable lograr una especialización para cotizarse en el mercado con un valor o una cualidad diferente a lo ofrecido por otros candidatos, recomienda la psicóloga industrialy reclutadora Eugenia Franco.

Un problema, desde el punto educativo, es que los egresados, en muchos casos, ganan conocimientos generales sin estar preparados para las tareas reales que enfrentarán los trabajos. La formación educativa que no considera necesidades y expectativas de la empresa es parte del problema, refiere el documento “Se buscan jóvenes con Energía y Enfoque Profesional” de Manpower.

ABC para contratarte

En un mercado laboral tan competido es indispensable que los alumnos busquen trabajar medio tiempo mientras que cursan sus estudios. Esto otorga una ventaja competitiva, incluso más importante que tener estudios de posgrado, indicaJavier Torre, Director de Page Personnel, marca de la empresa de reclutamiento Page Group.

En México, ocho de cada 10 jóvenes trabajan y estudian al mismo tiempo, de estos cuatro de cada 10 se desempeña en empleos relacionados con lo que estudió en la universidad, refirió un estudio.

Javier Torre menciona que las empresas internacionales son las de mayor crecimiento en ofertar plazas, por eso importa contar con el dominio de inglés, al menos. Esto es más atractivo que el promedio universitario al momento de reclutar.

Una opción que puede ayudarte a conocer el mercado laboral antes de terminar la carrera y poner en práctica diferentes habilidades, como manejo de idiomas y trabajo en equipo, es participar enprácticas laborales o programas, como trainee.

Según estimaciones de la firma Page Personnel, nueve de cada 10 jóvenes con más de un año de experiencia afín a sus estudios reciben una oferta al mes de haberse graduado, mientras que los estudiantes sin experiencia tardan hasta un año.

La capacidad de aceptar críticas y la adaptación es otra habilidad personal que las empresas valoran en los jóvenes profesionistas y se pueden ‘vender’ en el currículo sin que esto implique contar con amplia experiencia laboral, agrega Eugenia Franco.

La reclutadora recomienda incluir en el currículo del recién egresado actividades y habilidades sociales que acompañen sus conocimientos de carrera, pues esto es valorado por los empresarios.

El especialista en relaciones industriales y vicepresidente de recursos humanos de Nextel, Luis García, señala que más allá de preocuparte sólo por experiencia profesional, o demostrar conocimientos relacionados al campo de conocimiento, es aconsejable destacar características personales, como:

1. ¿Cuáles son tus metas? A las empresas les interesa contratar a quien tiene claridad sobre sus objetivos a largo plazo. “Es común escuchar a candidatos que opinan ¡quiero trabajar en lo que caiga!”. Las empresas no necesitan gente sin ambición y poca claridad en sus metas profesionales.

2. Infórmate. Para el proceso de reclutamiento es indispensable tener conocimiento de la organización y del área donde serás contratado.

3. Habla de resultados. Piensa en qué actividades realizaste en tu trayectoria académica (concursos, actividades deportivas y sociales, becas, intercambios, etcétera) y describe cómo fue tu desempeño, qué aprendizaje hubo y cómo reaccionaste ante ciertos escenario de presión. No dar resultados o ejemplos de cómo concretas acciones resta puntos.

4. Muestra tolerancia. En el mercado actual, Recursos Humanos se fija en que la persona sepa desarrollar tolerancia a la frustración. Aunque ésta no se desarrolla de la noche a la mañana, los reclutadores podrían poner pruebas para identificar cómo manejarías este elemento.