Mexicanos ganan reconocimiento con aplicación visual

Con una aplicación para hacer diagnóstico médico escaneando la córnea, universitarios mexicanos participaron en la competencia más importante de Microsoft, Imagine Cup, que busca reconocer el talento de jóvenes que usan la tecnología para impactar socialmente varios ámbitos.

 

En la 14 edición del concurso, Eyeus fue uno de los 34 equipos finalistas, lo que significó destacarse entre más de 10,000 estudiantes, de 200 países, para llegar a la competencia celebrada anualmente en Seattle, Washington.

 

Con tres categorías diferentes, Games (videojuegos), Innovation (Innovación) y World Citizenship (ciudadano mundial), los mexicanos destacaron en esta última, representando a uno de los cuatro países latinoamericanos que participó en esta competencia. Aunque la propuesta de Eyeus no logró colocarse en los tres primeros lugares, recibieron asesoría de mentores de Microsoft para exponer una presentación de negocios, vender adecuadamente su producto y proseguir, comercialmente, con su proyecto.

 

Los estudiantes Juan Pérez Altamirano, del Tecnológico de Estudios Superiores de Ixtapaluca; Óscar Hernández Omaña, de la Universidad Abierta y a Distancia de México; Blanca Arizmendi Santos, del Tecnológico de Estudios Superiores de Chimalhuacán, y Eduardo Rosas Osorno, de la Escuela Bancaria Comercial, conforman Eyeus y compitieron por 50,000 dólares más una sesión de mentoreo con el CEO de Microsoft, Satya Nadella.

 

¿QUÉ HIZO EYEUS?

México, a través de este equipo, captó la atención de Microsoft con un lente producido con impresoras de 3D, ajustable al teléfono y que permite escanear la imagen del iris con fines de chequeo médico.

 

El desarrollo incluye una aplicación para determinar, por iridología, las enfermedades más propensas a desarrollar según la pérdida de nutrientes en sistema respiratorio y nervioso central, entre otras áreas. Quien lo usa recibe diagnóstico y recomendaciones por parte de médicos vinculados a la app, pues toda la información arrojada tras el análisis de la córnea se concentra de manera virtual, permitiendo al usuario al especialista médico acceder a ésta desde el dispositivo.

 

La imagen, recomendaciones de hábitos de vida y más información se aloja en una aplicación de Microsoft.

 

Fue con este proyecto que Eyeus llegó a la gran final y tuvo 10 minutos para demostrar que su proyecto puede escalar al grado de atender con esta técnica a un mercado valuado en 580 millones de dólares.

 

“Son tres sectores los que tenemos para promover este producto: familias con niños pequeños; millennials (menores de 34 años), que es el mercado más interesado por el wellness (equilibrio- calidad de vida) y, por tanto, interesados en monitorear su salud usando tecnología, y finalmente, adultos mayores”, señaló Eduardo Rosas Osorno.

 

Los mexicanos presentaron la proyección financiera de la empresa a tres años y destacaron el impacto social y económico que generaría contar con una herramienta de evaluación temprana. En México, 25% de las personas muere por complicaciones asociadas a diabetes, “nuestra herramienta ayudaría a lograr diagnósticos en forma más práctica y rápida”, agregó Rosas Osorno.

 

Los representantes de México —cuyo proyecto despertó la curiosidad de cuatro jueces, entre ellos Elizabeth Bruce, directora del Instituto de Datos, Sistemas y Sociedad en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)— compitieron contra universitarios de Estados Unidos, Francia, Alemania y Japón, además de Guatemala; Brasil, país ganador de la edición 2015, y Ecuador.

 

Aunque México quedó fuera de la competencia frente a un proyecto que consiste en un brazalete con tecnología para medir la respuesta que registra quien es sometido a bullying, los mexicanos vivieron grandes experiencias en Imagen Cup, la competencia más importante que tiene Microsoft para vincularse con talentos jóvenes.

 

Por ejemplo, “la mayoría de los estudiantes terminan la universidad afirmando que trabajan en equipo, pero muchos realmente no saben hacerlo. Un concurso como éste, enfrenta a trabajar realmente bajo está dinámica, lidiar con asuntos de distancia, diferencia de opiniones, tiempos”, comentó Oscar Hernández Omaña, otro participante en Imagen Cup.

 

Además, “en estas competencias enseñan a poner un precio a tus ideas y en otro idioma. Hay que reunir estadísticas, proyectar el impacto del problema en el mercado y entender cuánto se necesita económicamente para hacer viable un proyecto”, expresó Eduardo Rosas.