Padres mexicanos, los que más gastan en idiomas en el mundo

El 92% destina hasta 23,000 pesos anuales para que sus hijos aprendan otra lengua, revela estudio; sin embargo, solo el 5% de la población habla y entiende el inglés.

 

México supera a otros países en cuanto a la inversión realizada por los padres de familia para que sus hijos aprendan idiomas, arrojó el ‘Estudio Global de Idiomas Kids & Teens’, realizado por Berlitz.

El 92% de los padres mexicanos considera necesario hacer un gasto anual para aprender otro idioma, con el argumento de que esto impactará el futuro laboral de sus hijos, según el estudio realizado en nueve países (México, Japón, Alemania, Estados Unidos, China, Brasil, Francia, Polonia e Italia).

 

Por el contrario, sólo el 8% de los padres dijeron no” invertir nada para que su hijo conozca otra lengua, lo que coloca al país como la nación donde más se hace un gasto adicional al no encontrar un sistema educativo eficaz para aprendizaje de idiomas, de acuerdo con 1,050 entrevistados.

 

Las familias mexicanas destinan unos 1,900 pesos al mes para este gasto, señaló Jorge Uribe- director general de Berlitz México, es decir, alrededor de 23,000 pesos anuales.

 

En comparación, el 47% de los padres en Estados Unidos deciden no invertir en idiomas, en Francia el porcentaje es de 50%; en China, de 30%, y en Brasil, 23%.

 

En México los idiomas con mayor demanda son inglés (97%), francés (64%) y Alemán (37%).

 

Los niños y adolescentes de 5 a 19 años, son el principal mercado para la instrucción de idiomas, que equivale a unos 59,300 millones de dólares (mdd) a nivel mundial, y 4,000 mdd en México.

 

El 74% de los padres mexicanos opina que un idioma extra es una herramienta para competir en el mercado laboral a nivel global, superando a China, donde 15% opina de esa manera.

 

CANTIDAD NO ES CALIDAD

 

Invertir en clases o reconocer que el inglés es importante no es suficiente para dominarlo. Actualmente, sólo 5% de la población en México habla y entiende acertadamente el inglés, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad.

 

Cuestiones como la calidad de la enseñanza, la edad en que empiezan los niños a estudiar y el tipo de experiencia que se vive en el salón de clases crean una diferencia con otros países.

 

Deben dejarse los métodos tradicionales donde sólo se enseña gramática y repetir, sin desarrollar aptitudes comunicativas la personas no logran hablar el idioma, señaló Juan Usaka, CEO mundial de Berlitz Kids.

 

En China, de acuerdo con la investigación de Berlitz, 5 de cada 10 papás dijo que la experiencia de su hijo es estar en una escuela donde los niños son atendidos personalmente (en grupos pequeños) y 46% en Japón señala tener esa experiencia.

 

Para dominar inglés u otro idioma, dijo el CEO, se necesita tener grupos más reducidos para que haya oportunidad de práctica, más profesores que enseñen tal cual se aprende una lengua materna, es decir, formulando imágenes y experiencias a las que encuentra significado el niño, y vivir el idioma en actividades extra curriculares.