Que no te falte un líder digital

En la búsqueda de la transformación digital, la mayoría de las empresas fallan en la estrategia que impulse ese ambiente tecnológico. Y uno de los primeros pasos es tener un líder digital, una persona que entienda la importancia de añadir tecnología para hacer más rentable los resultados. Que entienda, sobre todo, cómo vincular la tecnología con el lado humano para facilitar la incorporación de esta herramienta en el trabajo cotidiano.

The Biznation es un ejemplo de cómo ‘humanizar’ la tecnología. Estas emprendedoras colombianas (tres hermanas) desarrollaron una plataforma de actualización en soft skills y apertura de negocios. Hasta aquí parecería la historia convencional de una start up que usa tecnología para emprender. Sin embargo, en esta plataforma se han capacitado 22,000 personas con otro plus, las hermanas desarrollan evaluaciones de identificación cerebral para detectar la forma en que cada individuo aprende, así como las competencias que sobresalen en sus hemisferios y a partir de ellos ofertan talleres a la medida.

Sirva este ejemplo para comenzar a generar ideas sobre cómo desarrollar embajadores digitales en nuestros espacios de trabajo, empezando por el director de la empresa hasta tener otros líderes que impulsen el aprovechamiento de la tecnología con un sentido más humano. Hay áreas de oportunidad, hoy ni 20% de las empresas a nivel mundial reconoce trabajar sobre esta figura:

1. Sin importar el perfil, invita a innovar. La vieja escuela diría que solo el personal de computación o los ingenieros generan propuestas para utilizar la tecnología en beneficio del trabajo. Haz el primer cambio invitando a todas las áreas a probar plataformas para que la información se concentre y trabaje en línea. Herramientas como Google hangouts, Stormboard ymindmeister ayudan a generar ideas, intercambiar opiniones en tableros virtuales, hacer mapas mentales y más acciones para planificar el trabajo más rápido.

2. Tecnología para contratar. Busca plataformas donde puedas recabar y agrupar datos de los aspirantes a un puesto para tener la posibilidad de cubrir remplazos o hacer contrataciones más rápidas. Hoy 10% de las empresas en México insisten en llevar la administración del personal en Excel, que ayuda para algunas cosas, pero no para sistematizar procesos en contratación. Desde las bolsas de trabajo en línea hasta plataformas como SAP ofertan opciones a precios nada desproporcionados.

3. Hackaton para resolver problemas. Por qué pensar que las innovaciones en la empresa surgen en un sala de juntas. ‘Sal de la caja’ e intercambia tus ideas con universitarios, que además pueden ser futura contratación. Así funciona el Hackaton, actividad donde se reúnen personal de la empresa, jóvenes, líderes de la industria para crear soluciones a una problemática. Deja de pensar cuánto gastarás en rentar un lugar, esta iniciativa puede iniciar en internet, en plataformas como LinkedIn. Tal vez lo más complicado es definir los criterios para seleccionar una solución ganadora, puedes darte algunas ideas con Hackaton organizado por Microsoft, Cisco, Ciudad Digital.

4. Actualiza, pero no por inercia. Cuanta más información tengas sobre el tipo de resultado de un colaborador, en qué proyecto disfruta estar involucrado, qué lo motiva a aprender, cómo aplicará eso en su vida laboral, mejor resultado dará la capacitación en línea. Las emprendedoras The Biznation pensaron en utilizar evaluaciones en neurociencia, pero puedes empezar con conversaciones para conocer el incentivo del empleado para aprender cierta competencia y cómo la llevará al terreno laboral. El chiste es personalizar. Ser un líder digital no se logra de la noche a la mañana. Requiere determinar cuán flexible será para que los colaboradores, muchos o pocos, se involucren con nuevas ideas para mejorar resultados. En resume, antes de ser líder digital, hay que resetear la concepción sobre tecnología.